Signos de infección dental que se propaga al cuerpo

 Infección dental que se propaga al cuerpo

Last Updated on diciembre 20, 2022 by Dr Gustavo Assatourians DDS

 Infección dental que se propaga al cuerpo

Las infecciones son la consecuencia de la colonización o ingreso de una bacteria en un organismo vivo y cuando no se realiza tratamiento adecuado puede haber graves consecuencias. Esta situación es similar cuando se presentan las infecciones dentales o infecciones odontogénicas y aunque el sistema inmune intenta combatir esta infección, cuando no es tratada a tiempo se puede propagar a diferentes partes del cuerpo incrementando la infección y generando otros problemas de salud a nivel sistémico.

Infecciones odontogénicas

Cuando las bacterias ingresan a una pieza dental sea por debilidad del esmalte ocasionado por una caries o también una fisura o fractura de la pieza dental, por donde pueden ingresar hasta un tejido blando que permita adecuadas condiciones de seguimiento. Los signos y síntomas están asociados de acuerdo con la gravedad de la infección, esto está relacionado a las diferentes etapas del absceso dental.

Las causas por las que se puede desarrollar una infección dental son múltiples; sin embargo, las más comunes son:

  • Caries: la mala higiene y dietas altas en azucares, condiciones de salud que supriman el sistema inmune, medicamentos, cambios hormonales o algunas condiciones genéticas, pueden provocar la aparición de caries que al no ser tratadas generan infección.
  • Enfermedades de las encías: la acumulación de placa y sarro hace que se adhieran las bacterias por debajo de la línea de las encías, con el tiempo causan enfermedades e infecciones.
  • Lesiones: Las lesiones causadas en el diente o alrededor de este, aumenta la probabilidad de un absceso dental. Estas suelen darse por un traumatismo o una cirugía, pero en cualquiera de los casos, la infección puede propagarse a la raíz del diente o el hueso.

Síntomas de un absceso dental

Los abscesos dentales u orales, es una respuesta a una infección en el diente, encía o hueso de la mandíbula causada por bacterias; generalmente se ubican en un punto y son la acumulación de un saco de pus.

Se forman en la punta de la raíz del nervio, generalmente como resultado de caries no tratadas. También pueden originarse por algún tipo de lesión o intervenciones dentales anteriores. Si no es tratado se puede propagar hacia el hueso de la mandíbula y afectar los vasos sanguíneos que estén presentes.

Un absceso se puede presentar en forma de quiste o burbuja llena de pus y se puede ver en la mandíbula. Los síntomas más frecuentes y relevantes son:

  • Dolor: sensación de latido en la pieza dentaria y dolor intenso, punzante y persistente que se irradia al cuello, oído y mandíbula. Empeora al recostarse.
  • Sensibilidad: Se sienten molestias a la masticación, al apretar las muelas y con alimentos fríos o calientes.
  • Lesión en la encía: hinchazón en la zona gingival cercana a la pieza dentaria. Tiene la apariencia de un grano del que drena pus. Al reventarse puede disminuir el dolor, pero no significa que se haya curado la infección.
  • Hinchazón en la zona: aumento de volumen en la cara o mejillas en cercanías a la pieza afectada.
  • Inflamación de ganglios linfáticos: los ganglios de la mandíbula y cuello se inflaman y presentan sensibilidad al tacto.
  • Fiebre.
  • Mal aliento y sabor desagradable en la boca.
  • Dificultad para tragar o respirar.

¿Qué sucede cuando la infección dental se propaga al cuerpo?

No es tan común que este tipo de infecciones se propaguen, pero en algunas regiones debido al poco acceso a servicios básicos como el agua, salud y alimentación, es probable que se presenten.

Cuando el absceso dental es agudo y no se trata a tiempo o adecuadamente, es muy probable que la infección se extienda a otras áreas del cuerpo, provocando complicaciones graves y algunas potencialmente mortales. A veces los abscesos se revientan y el dolor, como algunos síntomas pueden desaparecer, pero las bacterias continúan en el interior y desplegándose a todo el cuerpo por medio de los vasos sanguíneos y extendiéndose a mandíbula, cabeza y cuello.

Un absceso dental qué persiste o lleva mucho tiempo puede provocar daños severos, cuando no recibe tratamiento, lo que podría ocasionar una sepsis, también conocida como Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SRIS). Esta respuesta desproporcionada del sistema inmune, es el resultado de la respuesta del organismo en contrarrestar la infección.

Por lo tanto, este tipo de complicaciones pueden originar:

  • Osteomielitis: Esta es una infección del hueso que rodea el diente.
  • Trombosis del seno cavernoso: Esta es una infección de los vasos sanguíneos dentro de los senos paranasales.
  • Celulitis: Esta es una infección de la piel y la grasa directamente debajo de la piel.
  • Absceso parafaríngeo: Este es un absceso en la parte posterior de la boca.
  • Sepsis: Esta es una enfermedad grave condición médica de confianza en el que el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada a una infección en la sangre.
  • Absceso cerebral (infección rara y potencialmente mortal)
  • Endocarditis: la infección viaja al corazón por medio de los vasos sanguíneos contaminados.
  • Meningitis bacteriana:  los vasos sanguíneos infectados y nervios, transporta la infección al cerebro.

En algunos casos, tales infecciones pueden volverse sistémicas y afectar múltiples tejidos y sistemas en todo el cuerpo.

Síntomas de una infección dental propagada

Los síntomas de una infección dental que se propaga al cuerpo incluyen:

1.  Fiebre

2.  Dolor de cabeza

3.  Mareo

4.  Fatiga

5.  Enrojecimiento de la piel

6.  Sudoración/escalofríos

7.  Hinchazón de la cara, que puede dificultar abrir la boca, tragar y respirar correctamente

8.  Hinchazón severa y dolorosa de las encías

9.  Deshidratación, lo que lleva a una orina más oscura y micción menos frecuente

10.   Aumento de la frecuencia cardíaca

11.   Aumento de la frecuencia respiratoria (más de 25 respiraciones por minuto)

12.   Aumento de la temperatura corporal

13.   Dolor de estómago, diarrea y/o vómitos

Nota: El dolor intenso y los síntomas similares a los de la gripe son signos comunes de propagación.

Los abscesos dentales pueden provocar abscesos cerebrales (en casos raros). Es por eso que nunca debes dejarlos sin tratar. Los cambios en la visión y la debilidad del cuerpo en un lado son comunes con los abscesos cerebrales. Síntomas de un absceso cerebral por infección dental propagada:

Infección dental que se extiende al cuerpo

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Cambios visuales
  • Debilidad del cuerpo en un lado
  • Convulsiones
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Cambios de personalidad
  • Entrar y salir de la conciencia

Cuándo contactar a un médico

Es importante que ante el primer síntoma de dolor visite a un odontólogo y así puede evitar que la infección se propague. Ahora bien, si esta ya se ha propagado y presenta algunos de los siguientes síntomas, asista a un hospital o clínica para que reciba atención médica inmediata:

Infección dental que se extiende al cuerpo

  • Dolor severo
  • Fiebre alta
  • Temblando o sintiendo frío
  • Piel fría y sudorosa
  • Dificultad para respirar
  • Frecuencia cardíaca alta
  • Presión arterial baja
  • Erupción cutánea inexplicable
  • Vómitos persistentes
  • Confusión

Opciones de tratamiento

Es posible que antes de diagnosticar o iniciar cualquier tipo de tratamiento, su odontólogo realice ciertos exámenes diagnósticos que le permita orientar adecuadamente su manejo. Algunos ejemplos de exámenes diagnósticos pueden ser: radiografías, tomografía computarizada, inspección en el lugar de la infección y/o pruebas térmicas para identificar la sensibilidad de la encía.

Ahora bien, es importante aclarar que la infección no va a desaparecer por si sola. A continuación, se mencionan algunas estrategias de tratamiento:

1.  Tratamiento de conducto o Endodoncia:  ayuda a eliminar la infección y salvar el diente, si está aún no ha llegado al hueso. Se elimina la pulpa infectada del diente y se rellena este espacio. No se pierde la pieza dental, generalmente en dientes maduros. Posterior a esto, en unos días podría volver a la normalidad y el diente tratado podrá durar toda la vida.

2.  Incisión y drenaje: su odontólogo deberá realizar una incisión pequeña (corte) en el absceso para drenar el pus. Algunas veces se coloca una pequeña goma, para mantener la incisión abierta y continuar drenando.

3.  Extracción del diente: Algunas veces no es posible salvar el diente, por lo tanto, su odontólogo extraerá el diente y todo el tejido afectado por la infección.

4.  Medicamentos:  en algunas ocasiones cuando la infección no esta tan avanzada es posible el manejo con antibióticos; sin embargo, si ya la infección es un absceso su odontólogo optara por otro manejo, pero podría indicarle tratamiento antibiótico como ayuda a largo plazo para la eliminación de la infección, evitando que esta se siga propagando. Dependiendo de que tan avanzada este y que tipo de bacterias sean va a requerir manejo con diferente tipo de antibióticos o en casos más graves, se hará en un hospital vía intravenosa.

5.  Hospitalización: si la infección es tan severa que ha logrado ocasionar una sepsis, es muy probable que deba recibir tratamiento intrahospitalario con antibióticos por vía intravenosa (por la vena) que puedan combatir la infección y junto con la realización del drenaje quirúrgico del absceso, entre otros síntomas que esto puede ocasionar.

Para evitar que aparezcan los molestos síntomas de una infección dental hay actitudes y hábitos que se deben practicar de manera usual y la correcta higiene bucal es la clave para tener una boca saludable. El frecuente cepillado y el uso de hilo dental son necesarios para evitar las caries que, si no se tratan, pueden ocasionar infecciones. La utilización de flúor y una dieta balanceada con poco contenido de azúcar también evitarán esta enfermedad de los dientes. 

Contáctanos

Si tiene alguna pregunta sobre este u otros temas, puede contactarnos en Channel Island Family Dental así como nuestra página en facebook. Esperamos su visita y haremos un diagnóstico oportuno. Nuestros dentistas en Oxnard, Santa Paula, Ventura, NewBury Park y Port Hueneme podrán orientarlo hacia el mejor tratamiento para cuidar su salud y devolverle su mejor sonrisa.

Bibliografia

1.      Raya, Purificación Robles, et al. (2017). «Manejo de las infecciones odontogénicas en las consultas de atención primaria:¿ antibiótico?.» Atención Primaria 49.10: 611-618.

2.  López-Fernández, RM, Téllez-Rodríguez, J, & Rodríguez-Ramírez, AF. (2016). Las infecciones odontogénicas y sus etapas clínicas. Acta pediátrica de México, 37(5), 302-305. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0186-23912016000500302&lng=es&tlng=es.

3.  Robertson D P, et al. (2015). Management of severe acute dental infections BMJ; 350 :h1300 doi:10.1136/bmj.h1300. https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=86577

4.  Kandola, A. (Oct 28, 2021). Signs and symptoms of a tooth infection spreading to the body. Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/symptoms-of-tooth-infection-spreading-to-the-body#summary

5.  Frothingham, S. (May 28, 2019). What Are the Symptoms of Tooth Infection Spreading to Your Body?. Healthline. https://www.healthline.com/health/symptoms-of-tooth-infection-spreading-to-body

6.  Bonin, C. (Sep 29, 2022). Symptoms of Tooth Infection Spreading to Body. NewMouth.com https://www.newmouth.com/oral-health/tooth-infection-spreading/

7.  Semenovskaya, Z. (Sep 7, 2021). Symptoms Of a Tooth Infection Spreading To The Body. KHealth. https://www.khealth.com/learn/dental-infection/spreading-to-the-body/

Ir al contenido