Alivio instantáneo del síndrome de boca ardiente

síndrome de boca ardiente-

El síndrome de boca ardiente (SBA) es una afección benigna que puede afectar a cualquier persona, de cualquier edad, cuya prevalencia es muy variable (2-5 %, o incluso hasta 24 % de la población general). En diferentes estudios han identificado que es posible que esté más asociado a mujeres postmenopáusicas adultas mayor y ancianas.

¿Qué es el síndrome de boca ardiente?

 

Este síndrome de boca ardiente es un trastorno doloroso, ya que se manifiesta como un ardor continuo (crónico) o recurrente en la boca, sin causa aparente. Es posible que en la mayoría de los casos se presente en la punta de la lengua o en el paladar, pero también puede afectar las encías, labios, el interior de las mejillas y todas las demás áreas en la boca.

La sensación de ardor es muy intensa y es posible que se vaya desarrollando con el tiempo. Es posible que también presente hormigueo en la boca y puede ocurrir en días intermitentes o continuos, unas horas en el día y durar así por varios meses. En algunas ocasiones no se evidencia clínicamente los síntomas, por lo que hace que sea un síndrome infradiagnosticado, sin un tratamiento establecido.

Signos y síntomas

síndrome de boca ardiente-

  • Una sensación de quemadura o ardor que afecta más comúnmente a la lengua, pero también puede afectar labios, encías, paladar, garganta o toda la boca.
  • Una sensación de boca seca con aumento de sed.
  • Dificultad para tragar
  • Dolor de garganta
  • Cambios en el gusto en la boca, como un gusto amargo o metálico.
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Hormigueo, ardor o entumecimiento en la boca

Es posible que el ardor tenga patrones distintos:

  • Todos los días, con poco malestar cuando te levantas, pero que empeora a medida que transcurre el día.
  • Los síntomas inician al despertar y algunas veces puede durar todo el día
  • Ser intermitente.

Causas

Dado que aun no se tiene una causalidad específica, se han realizado algunas asociaciones que permite realizar una clasificación:

Síndrome de boca ardiente primario: no está necesariamente asociado a un problema de salud que presente el paciente, los expertos indican que posiblemente esté asociado a un problema de los nervios que controla el dolor y el gusto.

Síndrome de la boca ardiente secundario: en este caso, sí puede estar asociado a una enfermedad de base del paciente. Por lo general al tratar esta condición clínica los síntomas deberían desaparecer o mejorar; algunas de las enfermedades asociadas son:

síndrome de boca ardiente-

  • Cambios hormonales (menopausia o enfermedades asociadas a la tiroides)
  • Sequedad en la boca (xerostomía, síndrome de Sjögren, radioterapia, medicamentos antineoplásicos)
  • Enfermedades en la boca como: candidiasis oral, enfermedad inflamatoria como liquen plano o lengua geográfica.
  • Deficiencias nutricionales (vitamina B, Hierro, zinc, etc.)
  • Trastornos metabólicos (ej. Diabetes)
  • Medicamentos para el tratamiento de la hipertensión
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico
  • Irritación excesiva de la boca o alergias (cepillarse en exceso la lengua, crema dental muy abrasiva, uso en exceso de enjuagues bucales, o el consumo en exceso de bebidas muy ácidas)
  • Condiciones orales (bruxismo, interposición lingual, etc.)
  • Factores psicológicos (ansiedad, depresión o estrés)

En algunas ocasiones los puentes, o monturas que no se adapten bien, pueden empeorar los síntomas.

Factores de riesgo y diagnóstico

Como factores de riesgo se ha identificado que:

  • Se presenta comúnmente en mujeres que en hombres.
  • Las mujeres que más la padecen están entre 50 – 70 años
  • Mujeres menopáusicas y postmenopáusicas.

Para el diagnóstico, es posible que su médico explore antecedentes y todos los problemas de salud que ha presentado en los últimos años, para identificar asociaciones y desencadenantes. No es tan fácil de diagnosticar y posiblemente el médico u odontólogo puede diagnosticar en el examen médico, por lo tanto, es posible que remita a un especialista. Los especialistas que diagnostican el síndrome de la boca ardiente incluyen a dentistas que se especializan en medicina o cirugía oral. Los otorrinolaringólogos (especialistas en los oídos, la nariz y la garganta), los gastroenterólogos, los dermatólogos o los neurólogos también podrían diagnosticar este trastorno.

Algunos de los exámenes que pueden incluir son:

  • Prueba de alergia para ver si tiene una reacción a un producto o medicamento
  • Biopsia (el médico extrae un pequeño trozo de tejido de su boca y lo envía para su análisis)
  • Análisis de sangre para ver si tiene problemas de tiroides o diabetes
  • TAC (se toman varias radiografías desde distintos ángulos y se juntan para mostrar una imagen más completa)
  • Resonancia magnética (se combinan potentes imanes y ondas de radio para obtener imágenes detalladas)
  • Pruebas de flujo salival para medir su saliva

Tratamiento

Entendiendo que, al ser una condición de salud multicausal, no se ha podido determinar con certeza un tratamiento efectivo y puntual. Por lo tanto, se debe individualizar la condición clínica en cada paciente y determinar cuál es la causa probable del síndrome de boca ardiente y a menudo a veces los resultados pueden ser inciertos o insatisfactorios, para lo cual, el médico deberá explorar posibles alternativas

Antes de indicar un tratamiento farmacológico se deben recomendar algunos cambios en el estilo de vida, hábitos y alimentación, para ayudar a disminuir la aparición de los síntomas o el tiempo que pueden presentarse. Algunos tratamientos tópicos que pueden ayudar son:

  • Colutorios con efectos antiinflamatorios (benzidamida, capsaicina tópica, difenhidramina y xilocaína con gel de hidróxido de aluminio y magnesio)
  • Enjuagues de difenhidramina con caolín y pectina 20-40 minutos antes de la toma de alimentos

Otros tratamientos farmacológicos que podrían ayudar son:

síndrome de boca ardiente-

  •  Algunos antidepresivos como el clonazepam
  •  Anticonvulsivantes como la gabapentina
  •  Antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina
  •  Ansiolíticos como la Olanzapina

NOTA: recuerde que los tratamientos mencionados deben ser prescritos y aprobados por un especialista médico u odontólogo, el cual, haya determinado que la causa está asociada a algún problema en el sistema nervioso central (SNC) o que el tratamiento tópico podría ayudar. El uso de estos productos sin aprobación médica podría poner en riesgo su vida.

Tratamiento en casa y recomendaciones

Algunos cambios en los hábitos pueden ayudar; también, incorporar algunas actividades en el día a día. A continuación, mencionaremos algunas

  • Tomando agua frecuentemente.
  •  Chupar hielo triturado o cubos de hielo.
  • Masticando chicles sin azúcar: esto ayudará a producir más saliva, lo que ayuda a evitar que la boca se seque.
  • Evitando cosas que irriten su boca: como comidas calientes y picantes, enjuagues bucales que contienen alcohol o frutas y jugos ácidos.
  • Evitando el tabaco, el vapeo y los productos con alcohol.
  • Evite productos con canela o menta.
  • Revise los productos de higiene oral como la crema dental suave.
  • Algunos métodos que podría incluir son:  relajación, yoga, meditación e hipnoterapia debido a que se ha demostrado que han ayudado a algunas personas, para reducir el estrés y la ansiedad.
  • Realizar actividades que le ayuden a relajarse, distraerse o compartir con su apoyo social.

Como conclusión, recomendamos que, ante cualquier signo o síntoma, asista al médico o le indique a su odontólogo. Realice seguimiento a los síntomas y registre los periodos y cómo se siente cuando estos se presentan. Antes de iniciar cualquier tratamiento, considere implementar la modificación en hábitos de vida e incluir otras prácticas.

Contáctanos

Si tiene alguna pregunta sobre este u otros temas, puede contactarnos en Channel Island Family Dental así como nuestra página en facebook. Esperamos su visita y haremos un diagnóstico oportuno. Nuestros dentistas en Oxnard, Santa Paula, Ventura, NewBury Park y Port Hueneme podrán orientarlo hacia el mejor tratamiento para cuidar su salud y devolverle su mejor sonrisa.

Bibliografia 

  1. Vaidya R. Burning mouth syndrome at menopause: Elusive etiology. J Midlife Health. 2012 Jan;3(1):3-4. doi: 10.4103/0976-7800.98809. PMID: 22923972; PMCID: PMC3425145. (Consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3425145/
  2. De Luca Monasterios F., Rodríguez de Rivera Campillo M.E.. Tratamiento del ardor bucal y de la boca seca: nuevas tendencias. Av Odontoestomatol [Internet]. 2014 Jun [citado 2022 Oct 25]; 30(3): 139-143. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0213-12852014000300007&lng=es.
  1. National Institute of Dental and Craniofacial Researsh. Burning Mouth Syndrome. NIH (internet). Revisado en Sep, 2022, (consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://www.nidcr.nih.gov/health-info/burning-mouth
  2. AAOM Web Writing Group. Burning Mouth Syndrome. American Academy of Oral Medicine (internet). Publicado Ene 22, 2015, (consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://maaom.memberclicks.net/index.php?option=com_content&view=article&id=81:burning-mouth-syndrome&catid=22:patient-condition-information&Itemid=120
  3. García M, García A, et. al col. Glosodinia o síndrome de boca ardiente. Medicina General y de familia (internet). 2017; 6(4): 172-175. http://dx.doi.org/10.24038/mgyf.2017.039  (consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://mgyf.org/glosodinia-sindrome-boca-ardiente/
  4. Mayo Clinic Staff. Burning Mouth Syndrome. Mayo Clinic (internet). Publicado en Feb 14, 2019, (consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/burning-mouth-syndrome/symptoms-causes/syc-20350911
  5. WEBMD Editorial Contributors. Burning Mouth Syndrome. WebMD (internet). Publicado en Jul 27, 2020, (consultado en Oct 21, 2022). Disponible en: https://www.webmd.com/oral-health/burning-mouth-syndrome-facts
Ir al contenido