¿Qué le hace la bulimia a tus dientes?

la bulimia y los dientes

la bulimia y los dientes

Nuestra boca puede ser el más fiel reflejo de nuestra salud general, por lo que en el sillón odontológico nuestros profesionales serán capaces de reconocer todo tipo de afecciones que puedan presentarse, Incluso aquellas que el propio paciente pretende ocultar como la bulimia, una de los trastornos más agresivos para la salud bucal, con el fin de poder prevenir sus daños o darle tratamiento temprano y monitorear su estado. Según un estudio realizado por la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios, casi 20 millones de mujeres y 10 millones de hombres en USA han sufrido algún desorden alimenticio en algún momento de su vida. Uno de los más comunes y más frecuente en mujeres y adolescentes es la Bulimia nerviosa.

Algunos de los factores más influyentes son las normas y prototipos sociales que dan mucho énfasis en la delgadez y el cuerpo perfecto. Estos factores interactúan entre sí para aumentar el riesgo de practicar conductas de dieta y alimentación que llegan a ser dañinas. En algunos adolescentes, los problemas familiares es el factor más importante, en tanto que en otros las normas sociales constituyen los elementos clave para su aparición. Las personas que sufren de Bulimia Nerviosa se caracteriza por el consumo de grandes cantidades de alimentos que se prosigue con vómito autoinducido, la mayor parte de personas suelen vomitar como mínimo dos veces al día y hasta 20 veces.Esto ocurre ya que la persona siente una falta de control sobre su alimentación llevándolo al autorrechazo, por lo que se provoca vómitos para evitar el aumento de peso. Esto a menudo produce una sensación de alivio. Las personas bulímicas con frecuencia están en un peso normal, pero pueden verse a sí mismas con sobrepeso, ya que su peso a menudo se conserva, es posible que los demás no noten este trastorno alimentario.

Cómo afecta la bulimia nuestros dientes? la bulimia y los dientes

Los cambios en los dientes en personas con bulimia son, en cierto modo, fáciles de reconocer, siendo el vómito la causa que provoca más daño. En general las glándulas salivales y los tejidos de la boca se hinchan y la lengua se torna seca, roja y dolorida. Además se puede sufrir de faringitis crónica y de pequeñas hemorragias bajo la piel del paladar.

· El vómito erosiona los dientes

Cuando vomitamos, los ácidos que produce nuestro organismo para digerir los alimentos pasan del estómago a la boca. Aquí, esos ácidos son tan corrosivos que eliminan el esmalte que cubre y protege nuestros dientes. La erosión dental es uno de los eventos más agresivos, que a mayor veces se vomite se provocará una mayor erosión obviamente por el contacto del ácido del vómito con las superficies dentales.

  • Cepillado después del vómito

Otro factor que incrementa la erosión dental es el inapropiado cepillado que suelen hacerlo después de cada vómito. Las personas que padecen bulimia tienen a frotarse con fuerza los dientes de manera constante para evitar que el mal aliento pueda delatarlos. Esta tendencia afecta a la superficie de los dientes, dejándolos vulnerables a otras dolencias y aumentando la sensibilidad, además de desgastar las encías. La Erosión Dental puede tomar cerca de tres años para llegar a ser obvia, pero no todos los bulímicos la experimentan.

  • Caries

Cuando nos falta esmalte nuestra dentadura se encuentra debilitada pudiendo incluso provocar cavidades. De este modo, las bacterias pueden actuar fácilmente sobre nuestros dientes lo que puede causar que los dientes se vuelvan sensibles a las variaciones de la temperatura. e, incluso, las bacterias puedan llegar a dañar el nervio, lo que ocasionaría una futura pérdida de la pieza dental.

  • Dientes amarillos y quebradizos

A medida que la erosión crece, los dientes se decoloran y su textura cambia. Debido a la carencia de esmalte, la dentadura se vuelve frágil y, por lo tanto, quebradiza. La bulimia puede cambiar la forma y la longitud de los dientes que pueden astillarse con facilidad y parecer irregulares. Por otro lado, esto puede conducir a cambios en la mordida (oclusión) o en la forma en que sus dientes superiores e inferiores se juntan. Los dientes posteriores pueden reducirse en tamaño.

  • Hipersensibilidad

Al perderse la capa más superficial que cubre a los dientes, ya sea por el ácido o por el cepillado excesivo, el diente se encuentra expuesto al entrar en contacto con alimentos muy fríos, calientes, ácidos o que contienen grandes cantidades de azúcar, lo que provocará dolor. Además, es habitual que la persona sienta molestias también con el cepillado.

  • Aftas y heridas en la boca

Al igual que el ácido estomacal desgasta el esmalte dental, también puede dañar tu garganta y cavidad bucal. El ácido también daña los tejidos blandos abriendo llagas dolorosas. Muchas personas con bulimia sufren dolor de garganta constante.

  • Alteraciones periodontales

Debido a una escasa o nula ingesta de nutrientes que son esenciales para mantener a los tejidos que dan soporte al diente, puede existir casos pérdida de densidad ósea, así como de piezas dentales y los tejidos que ayudan a mantenerlos en la boca, una de las estructuras más afectadas suele ser la encía, ya que la mayoría de los pacientes presentan sequedad o poca salivación, por lo que no la encía no recibe la suficiente hidratación y además existirá mayor acumulación de bacterias, por lo que es muy probable que se desarrolle gingivitis

  • Xerostomía

El concepto de xerostomía implica sensación de sequedad en la boca, esto puede dificultar el habla y la deglución, provoca mal aliento y dificulta la higiene bucal. La xerostomía es producida por un mal funcionamiento de las glándulas salivales. Esta disfunción puede ser pasajera, crónica o incluso permanente

  • Aumento de tamaño de las glándulas parótidas.

Es probable que las personas que vomitan muchas veces presenten aumento de tamaño de las glándulas parótidas, éstas se encuentran a ambos lados de la cara. La inflamación parotídea será proporcional a la duración y severidad de la conducta de los vómitos. En estadios iniciales, el aumento de tamaño de las glándulas parótidas puede aparecer y desaparecer. La deformidad facial se observa como un aspecto de cara ancha y cuadrada a nivel de la parte baja de la cara, lo que ocasiona una ilusión óptica, donde les da la apariencia de observarse “gordo” sin estarlo realmente

¿Cómo podemos prevenir y tratar estos efectos?

La bulimia requiere la intervención de varios especialistas. En Channel Island Family Dental, podemos eliminar las caries, reparar los dientes quebrados y ayudarte a cuidar tus encías. Sin embargo, la solución definitiva solo se encontrará cuando se logre poner fin a los vómitos continuos y se restablezca una dieta equilibrada

  • En el consultorio:

En los casos de graves deterioros del esmalte, se requieren tratamientos rehabilitadores con carillas, coronas y fundas que pueden ser de distintos materiales. Si se han producido pérdidas de piezas dentales, podemos colocar implantes dentales, y en los casos de sensibilidad dental, procederemos a realizar tratamientos desensibilizadores, con el fin de bloquear la transmisión del estímulo al nervio. En cualquier caso, el cuidar el estado bucal y hacer tratamientos en estos pacientes, además de una mejora evidente de su cavidad oral, favorecemos una mejora de su autoimagen, y de su autoestima, por tanto realizar tratamientos que mejoren la estética dental de estos pacientes también es un factor de añadido para mejorar el estado de salud de estos pacientes. Si usted tiene daño severo del diente y aún está en fase de tratamiento para la bulimia, el dentista puede darle un artefacto que cubra los dientes y los proteja de los ácidos del estómago.

  • En la casa: Para la sensibilidad:

Además de aplicarle tratamientos con fluoruro durante sus visitas al consultorio también puede indicarse un gel de fluoruro para uso doméstico.

  • En la casa: Para cepillado dental

un error que cometen los pacientes bulímicos es cepillarse los dientes inmediatamente después de vomitar. Esto no es aconsejable ya que el esmalte está más sensible y el cepillado puede provocar más abrasión.Es importante realizar una correcta higiene oral, se darán instrucciones de higiene recomendando a los pacientes bulímicos esperar un mínimo de 30 minutos en cepillarse los dientes para que la actividad erosiva no aumente. Para este cepillado deberemos evitar utilizar pastas abrasivas, y buscar cepillos de cerdas suaves.

  • En la casa: La dieta

Ayudará a prevenir más la erosión dental el evitar consumir alimentos o bebidas ácidas.

Contáctenos

Visite a nuestros dentistas en Oxnard, Santa Paula, Ventura, Port Hueneme, and Newbury Park regularmente ya que es de gran importancia realizar controles de forma periódica previenen algunos efectos y mantener una excelente salud bucodental. 

Si tiene alguna pregunta sobre este u otros temas puede contactarnos en Channel Island Family Dental, así como en nuestro Facebook. En Channel Island Family Dental estaremos atentos a tu visita para poder lograr un diagnóstico temprano.  Así mismo, nuestros dentistas en Oxnard, Santa Paula, Ventura, Newbury Park y Port Hueneme estarán dispuestos a guiarte y te ofrecerán el mejor tratamiento para devolverle su mejor sonrisa.

la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes , la bulimia y los dientes la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes, la bulimia y los dientes

Ir al contenido